Almogávares 1: Señores de Cornago. Galípoli (Almogávares. Señores de Cornago) por Rubén García Cebollero

Almogávares 1: Señores de Cornago. Galípoli (Almogávares. Señores de Cornago) por Rubén García Cebollero

Titulo del libro : Almogávares 1: Señores de Cornago. Galípoli (Almogávares. Señores de Cornago)
Fecha de lanzamiento : February 1, 2014
Autor : Rubén García Cebollero
Número de páginas : 156

Almogávares 1: Señores de Cornago. Galípoli (Almogávares. Señores de Cornago) de Rubén García Cebollero está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Rubén García Cebollero con Almogávares 1: Señores de Cornago. Galípoli (Almogávares. Señores de Cornago)

Novela histórica.
Julio de 1306. Ondea la bandera negra. Antonio Spíndola se presenta con dos galeras ante los muros de Galípoli, para desafiar a los almogávares y ordenarles abandonar el imperio o atenerse a la fuerza con que, si se niegan, los echará.
Muntaner le contesta que Galípoli no les pertenece, y que Génova y Aragón no están en disputa alguna, como hará constar en escritura pública el escribano Hugo de Lizana.
Dos hermanos de Cornago, Guillem y Karles, casados respectivamente con Blanca y Dulce, vivirán el sitio junto a Tobald, el mercader que goza a la concubina Casandra y está casado con Lucía, quien lo espera en Barcelona.
Días antes, Antonio Spíndola llega a Bizancio con dieciocho galeras genovesas. La cuestión principal que lo lleva ante el emperador es la discusión del marquesado de Montferrato, por el cual Teodoro, hijo de Andrónico II, alega derechos legítimos. El emperador dispone que siete galeras se unan a las de Antonio Spíndola, y así la escuadra de veinticinco parte hacia Galípoli.
Antonio Spíndola negocia con el emperador en Bizancio y visita la basílica de Santa Sofía. Lucía, en Barcelona, añora a Tobald, desde el barrio de la ribera.
Tobald describe Galípoli y habla del comercio del vino.
Muntaner le encarga la estratagema que, junto al pequeño Andreu de Llobregat, hijo de la viuda María, debe confundir a los genoveses.
La tarde del sábado 16 de julio de 1306 aparecen las veinticinco galeras frente a Galípoli. Durante la noche Margarita y Casandra conversan de maravillas y monstruos. Karles, Guillem y Tobald, por su parte, lo hacen de lujuria, religión y guerra.
El sol abrasa. Las mujeres han sido armadas y distribuidas por la muralla. Uno de los sectores está bajo el mando de Tobald,
transtornado por el deseo hacia Casandra.
El señor de Karles y Guillem, Bohemundo de Cornago, murió al entorpecer el atraque de los genoveses. El médico Martín Fareix cura las heridas de Ramón Muntaner. Los genoveses atacan.
Las mujeres resisten el asedio. El cocinero Pons Puiol es herido, también María. Casandra le salva la vida a Margarita, pero pierde la suya.
Antonio Spíndola sale de las galeras para atacar la puerta férrica del castillo de Hexamilla. Ramón Muntaner, con cien hombres, decide atacarlos. La tormenta de sangre termina con la victoria almogávar. Antonio Spíndola muere.
El noble Antonio Bocanegra huye, resiste y descubre que los
almogávares no tienen piedad. Guillem lo asesina. Tobald quiere regresar a casa, y Muntaner piensa en Valenzona, su prometida de Valencia. En Galípoli ya no ondea la bandera negra.